Diagnóstico prenatal en Oviedo

Servicios médicos



En Clínica Ginecológica Cecchini realizamos un diagnóstico prenatal específico para cada una de nuestras pacientes. Nuestra clínica está situada en Oviedo puedes venir a conocerla, estaremos encantadas de atenderte y ayudarte.

Clínica Ginecología Cecchini enfermera

Ginecología General

Clínica Ginecología Cecchini ginecología general

Enfocada a detectar alteraciones en el aparato genital de forma precoz en las revisiones anuales de nuestras pacientes, así como cualquier consulta por síntomas anormales (sangrados, flujo, picor, dolor...).
Tu ginecólogo te explorará y realizará una serie de pruebas si fuera preciso.
  • La citología vaginal, consiste en la toma de una muestra de células del cuello uterino. El análisis anatomopatológico puede mostrar alteraciones que nos obligue a estudios adicionales mediante colposcopia o biopsia. Sirve para el diagnóstico precoz de cuello uterino.
  • La ecografía ginecológica, puede ser abdominal o vaginal. Sirve para ver el aparato genital y valorar su normalidad o no, tanto del útero y su interior (endometrio) como de los ovarios.
  • Mamografía y ecografía de mama. Se realiza en  la revisión rutinaria, a partir de cierta edad o bien si en cualquier momento se aprecia una alteración en la mama. Sirve para diagnosticar problemas benignos y malignos de la mama. A veces se complementa con otras técnicas como la resonancia o bien estudios de las células a través de PAAF o BAG.
Dependiendo del problema que se estudie se podrán realizar otras pruebas complementarias: análisis de sangre, análisis hormonales, pruebas radiológicas con TAC pélvicos, etc.

También te aconsejaremos, si lo necesitas, sobre métodos anticonceptivos según tu edad y características.
 
CUÁNDO HACER LA PRIMERA REVISIÓN GINECOLÓGICA

La primera revisión ginecológica genera muchas dudas en las mujeres que han de realizarla por primera vez. No te dejes influir por los comentarios, por lo que te cuentan. 
Debes saber  en qué consiste, los pasos a seguir para realizarla y cuándo es aconsejable hacerla.

La revisión ginecológica tiene como objetivo la prevención de trastornos ginecológicos, la confirmación de que tu aparato genital es normal y el asesoramiento en cuanto a anticoncepción si la precisas. 

En la revisión te realizarán una serie de preguntas para conocer tu historial médico, como cuando tuviste la primera regla y como son tus reglas, cada cuanto tiempo, si te duelen o si son muy abundantes. También  te preguntarán si has tenido relaciones y te aconsejarán sobre cómo prevenir un embarazo y como evitar las infecciones de contacto sexual.
En la historia clínica que te hacen reflejan también si en tu familia hay enfermedades importantes y las que tú has tenido aunque no sean ginecológicas. Si eres alérgica a medicamentos es importante que lo sepa.

La revisión, en todos los casos, consiste en la exploración de tus mamas y tu vulva. Además si has mantenido relaciones sexuales, habrá que realizarte una citología y un tacto vaginal. Para la toma de la citología se utiliza un especulo, que es un separador de las paredes vaginales para que el ginecólogo pueda observar el cuello del útero. El tacto vaginal sirve para valorar la normalidad del útero y de los ovarios. Se realiza introduciendo los dedos en la vagina y con la otra mano se palpa el abdomen y así se tacta si hay algún aumento de tamaño en el útero o los ovarios. 

No hay una edad concreta para la primera visita al ginecólogo. Debes ir si tienes relaciones sexuales, si tienes algún problema ginecológico, o si tienes dudas o preguntas que quieras plantearle. Después, el ginecólogo te indicará cada cuánto debes realizar una revisión. En general, si tienes relaciones sexuales se recomienda hacerla cada año.


Ginecología funcional


Enfocada a diagnosticar a todos los trastornos relacionados con alteraciones que pueden alterar el ciclo menstrual o la capacidad reproductora, mediante técnicas de imagen como la ecografía o la resonancia, así como estudios en sangre de los niveles hormonales.

Los tratamientos hormonales, los anticonceptivos han variado en los últimos años, sobre todo en su forma de administración, no solo están las típicas píldoras, sino también  los parches  semanales (se pegan a la piel como si fueran tiritas) o el anillo vaginal  (se pone en la vagina durante 21 días). Estas nuevas formas de administración vienen muy bien para asegurar el cumplimiento en las más olvidadizas.

También los dispositivos intrauterinos de progesterona han supuesto un gran avance, no solo para corregir sangrados que no responden a tratamientos por vía oral, sino también como método anticonceptivo. Reduce tanto la regla que puede llegar a desaparecer, sin que esto perjudique, al contrario muchas mujeres se sienten mejor sin estar pendientes de una regla que a veces condicionaba su activad.

Incontinencia urinaria y alteraciones del suelo pélvico

Clínica Ginecología Cecchini incontinencia urinaria

La incontinencia de orina es frecuente sobre todo después de los partos o en situaciones especiales por edad, obesidad, esfuerzos, etc.

Hay distintos tratamientos como son los ejercicios de suelo pélvico, tratamientos médicos o quirúrgicos para su corrección.

La prevención de las alteraciones del suelo pélvico debe iniciarse ya durante el embarazo, continuando en el momento del parto y naturalmente seguir en el posparto.

Recuerda que el objetivo principal en el posparto consiste en reconquistar y reeducar tu  periné con suavidad.

No comiences  la gimnasia hasta 5 ó 6 semanas después del parto y  cuando hayas hecho la revisión posparto y cuentes con el consentimiento de tu médico, pues el periné deberá recobrar su tonicidad para resistir los esfuerzos de presión.

El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos que cierran y sostienen toda la parte baja del abdomen, es como una hamaca que sostiene la vejiga, el útero y el recto, y que en el momento del parto o con la edad se puede volver frágil y dolorosa, susceptible de acarrear consecuencias posteriores tales como la incontinencia de orina o los prolapsos 

El embarazo y el parto son momentos claves en la vida de una mujer en lo que hace referencia a la continencia de esfínteres (músculos en forma de anillo que cierran de forma voluntaria un orificio, en nuestro caso el cuello vesical) y el riesgo de aparición de un prolapso genital (descenso uterino y de la vejiga), aunque excepcionalmente este problema puede existir también en la mujer virgen o que no ha tenido hijos.

Es importante pues poner en práctica todos los medios necesarios para evitar que el embarazo y el parto tengan consecuencias negativas sobre el funcionamiento ulterior del periné, especialmente en lo que se refiere a la sexualidad y a posteriores embarazos.

Más del 30% de las mujeres sufren incontinencia urinaria. Y no tienen por qué

La incontinencia urinaria, así como otras dolencias derivadas de la debilidad del suelo pélvico, son frecuentes entre mujeres que han pasado un embarazo, que han llegado a la menopausia o que practican deportes con esfuerzo abdominal.

Afortunadamente, tienen solución con  tratamientos farmacológicos o quirúrgicos y desde Clínica Ginecológica Cecchini le ayudaremos a resolverlo.


Control de gestación y parto

Clínica Ginecología Cecchini mujer embarazada

Nos ocuparemos de tu embarazo de forma personalizada, nos ayudaremos de pruebas analíticas (analítica general, serológica, test combinado) o de imagen como la ecografía de alta resolución, la ecografía Doppler, la ecografía 4D, la monitorización fetal  y si fuera necesario amniocentesis genética.

El día del parto estaremos a tu lado haciendo que ese momento tan importante sea lo más personal, natural pero también seguro, poniendo a tu disposición, los medios personales y técnicos necesarios.

A continuación te guiamos de cómo debes cuidarte durante el Embarazo:

  • Alimentación:

La alimentación debe ser variada y equilibrada. Se debe comer poca cantidad y frecuentemente, unas cinco comidas al día y debe contener los siguientes alimentos:

  • Lácteos, tres raciones de lácteos al día por lo menos, preferentemente de bajo contenido en grasas. (una ración equivale a un vaso de leche , un yogur o una porción de queso)
  • Carnes y pescados, huevos y aves. Una o dos raciones al día de uno de estos alimentos y no pasar de tres huevos a la semana.
  • Ensalada una vez al día.
  • Verdura cocida, una vez al día
  • Fruta dos o tres veces al día
  • Legumbres (lentejas, judías, garbanzos), dos o tres veces a la semana
  • Patatas, arroz, pastas, dos veces a la semana
  • Pan preferentemente integral de una a tres rebanadas al día
  • Debes además beber 1.5 a 2 litros al día.
  • El aceite mejor para cocinar es el de oliva y el uso de sal debe ser moderado y preferentemente sal iodada y evitar consumo de productos salados como aceitunas, embutidos ,anchoas...y las pastillas de caldo concentrado
 
También debes evitar el exceso de azucares y de grasas animales

Si no has pasado la toxoplasmosis las carnes deben estar cocinadas a mas de 66ºC, debes evitar el embutido y tener cuidado en el consumo de productos frescos y crudos que deben estar bien lavados. 

Si tienes gato procura no tocarlo y sobre todo evita el contacto con sus excrementos. Lávate las manos antes de comer y también antes de manipular los alimentos que vas a consumir.

Debes evitar las comidas pesadas, debes masticar bien el alimento, come despacio, menos cantidad y más frecuentemente. 

Evita las bebidas con gas. Controla el consumo de café, té, chocolate, bebidas de cola y otros estimulantes

Si tomas alguna medicación comunícaselo lo antes posible a tu ginecólogo. El primer trimestre de gestación es el más peligroso porque se están desarrollando todos los órganos fetales y hay fármacos que pueden producir malformaciones.

El tabaco es perjudicial para la salud y mucho mas durante el embarazo que no solo te perjudica a ti si no también a tu hijo.

El alcohol pasa directamente a la sangre del feto que no está 'preparado para su metabolismo pudiendo producir daños importantes en el feto. Las drogas perjudican gravemente al feto.
 
  • Higiene:
En tu higiene diaria debes utilizar jabones y champús suaves y te recomendamos una buena hidratación para tu piel, sobre todo en las zonas de mayor estiramiento como las mamas y el abdomen donde también puedes utilizar antiestrías específicas.

Debes evitar la depilación con ceras calientes o cremas depilatorias. Puedes utilizar cera fría, pinzas o bien maquinilla eléctrica.


La higiene dental debes esmerarla y acudir por lo menos una vez al dentista para hacer una revisión.


Debes protegerte del sol con cremas de protección adecuadas a tu tipo de piel, evitando así manchas y quemaduras. Durante el embarazo no debes usar cremas despigmentantes.
 

  • Hábitos:
Durante el embarazo debes descansar por lo menos 8 horas, la posición mejor para dormir es de lado (decúbito lateral) y a ser posible sobre tu lado izquierdo y además descansar aunque sean unos minutos a lo largo del día y  a ser posible en un sillón que te permita tener la espalda recta y los pies elevados.

Debes practicar aquellos deportes que no supongan un esfuerzo o movimiento brusco ni competitivo .Lo ideal sería practicarlo tres veces a  la semana y es mejor al aire libre y respirando aire puro.

No hay inconveniente para que sigas realizando tu trabajo habitual en casa o fuera de casa aunque debes tener en cuenta los factores de riesgo que pueden existir en tu puesto de trabajo y si tienes alguna duda consultar con tu médico.

Las relaciones sexuales pueden seguir manteniéndose con normalidad siempre y cuando no haya alguna contraindicación específica o un sangrado vaginal.

Hacia la 28 semana de gestación puedes empezar la preparación al parto. 

El equipo de matronas formado por Marianela Gutiérrez y Mari Luz Otero te informará  y aclarará de forma experta y cercana, no sólo las dudas que te plantea el embarazo o los ejercicios que puedes realizar para la buena evolución del final del embarazo y parto, si no también te darán consejos muy útiles sobre cómo cuidar a tu hijo y sobre su lactancia.

La lactancia materna es la más aconsejada, la mejor para tu hijo, además de que parece disminuir la incidencia de cáncer de mama.

Unidad de ecografía y diagnóstico prenatal  


En la Clínica Ginecológica Cecchini te garantizamos el mejor diagnóstico prenatal gracias a las ecografías 3D y 4D.

El diagnóstico prenatal es el conjunto de conocimientos médicos y recursos tecnológicos que nos permiten estudiar el estado de salud o de enfermedad de un feto antes de su nacimiento.

Aunque ha avanzado mucho en los últimos años aún tenemos importantes limitaciones y eso hace que algunas enfermedades aun no se puedan diagnosticar antes del parto.

Además hay una serie de factores externos que pueden condicionar la calidad de la imagen ecográfica como son:

  • El grosor del panículo adiposo de la paciente.
  • Las características de tejido de cada paciente.
  • La posición fetal durante la exploración.
  • Cantidad de líquido amniótico presente.
  • Momento de la gestación en la que estamos haciendo la ecografía.

Ciertas anomalías cromosómicas pueden sospecharse durante la gestación. Alrededor del 3º mes (12-14 semana), realizamos una ecografía en la que estudiamos distintos parámetros, uno de ellos la translucencia nucal (TN). Este dato junto con la edad de la madre y otros marcadores analíticos nos dan un riesgo para determinadas alteraciones cromosómicas. Según este resultado aconsejaremos o no la realización de una amniocentesis.

La amniocentesis consiste en la toma mediante punción del saco gestacional, de una pequeña cantidad de liquido amniótico. Este líquido será procesado y analizado por los genetistas que nos informaran sobre el tipo de cromosomas del feto, es decir sobre su cariotipo.

Las anomalías morfológicas (malformaciones), se intentan diagnosticar en la ecografía realizada en la semana 20-22. A pesar del avance en los equipos ecográficos y de la pericia del ecografista, algunas de ellas pasan desapercibidas durante todo el embarazo o se manifiestan en las etapas finales de la gestación.

La ecografía de la 33-34 semana tiene como fin ver el crecimiento fetal, su estado de bienestar y de salud, su posición. En esta ecografía el Doppler ayuda a la localización de los vasos así como el estudio de su flujo y la valoración del aporte de nutrientes y de oxigenación que le llega al feto.

La monitorización fetal, es un registro continuo de la frecuencia cardiaca fetal y la obtención de una grafica que se valora y puntúa informando también sobre el bienestar fetal. Además registra si la embarazada tiene o no contracciones y como el feto responde ante ellas.

En los últimos años, el avance técnico de los equipos, ha permitido el desarrollo de la ecografía en 4D y 3D. 

Las imágenes espectaculares que permiten ver al feto, su cara, sus manos, además la captación de volúmenes nos permiten un manejo de la imagen que perfeccionara en el futuro el diagnóstico prenatal.

Esta ecografía se puede hacer en cualquier momento de la gestación pero aconsejamos entre la 24-30 semana que es el periodo en que las facciones están ya formadas y aun disponemos de liquido suficiente y gran movilidad fetal que nos ayuda a realizar con más éxito la exploraciones.

Unidad de mama

Clínica Ginecología Cecchini unidad de mama

La patología de mama  es cada vez es más frecuente y en edades más precoces. La revisión ginecológica en nuestro centro siempre se acompaña de exploración mamaria.

La mamografía y la ecograma de mama siguen siendo las técnicas de imagen más utilizadas, a veces hay que complementarlas con estudios más complejos (biopsias de mama BAG o citologías mediante PAAF de  los nódulos o tumoraciones).

A veces la resonancia ayuda a una mejor valoración de la mama en ciertas situaciones clínicas.

Las pacientes que consultan por patología mamaria llegan a la consulta con gran ansiedad, ya sea por presentar alteraciones en una mamografía de control rutinario o por haber notado alguna sintomatología y desean saber nada más sentarse en la consulta si presentan un proceso maligno.

El cáncer de mama tiene proporciones epidémicas ya que alrededor de un 10% de las mujeres que llegan a los 70 años padecen esta enfermedad.

Tienen gran influencia los antecedentes familiares por parte materna, sobre todo si es en un pariente de primer grado (madre, hermana o tía materna).
 
Es conveniente recomendar a toda mujer a partir de los 25 años que se practique un autoexamen de las mamas una vez al mes preferiblemente los días posteriores a la regla. 

  • El primer paso en la autoexploración será observar las mamas frente al espejo con los brazos primero tendidos a lo largo del cuerpo, después con las manos en la cintura y por ultimo colocándolos detrás de la nuca.

Hay que prestar atención a cualquier asimetría mamaria, cambios en la piel o retracciones del pezón.

  • El siguiente paso será la palpación. Acostada boca arriba se coloca la mano izquierda detrás de la nuca y con las yemas de los dedos de la mano derecha se palpara la superficie de la mama izquierda incluyendo axila y areola. Luego se aprieta suavemente el pezón observando si hay alguna secreción. Se realiza lo mismo en el otro lado.

La prueba diagnóstica indicada para el estudio de la mama es la mamografía. Se recomienda realizarla de forma habitual a partir de los 40 años con una periodicidad de uno o dos años dependiendo de cada caso.

Por debajo de los 40 años, se realiza principalmente ecografía mamaria. Se usa también como complemento a la mamografía en muchas ocasiones.

El diagnostico precoz es fundamental e imprescindible en la curación del cáncer de mama por lo que cumplir los programas de cribaje e insistir en la autoexploración es básico para conseguir el objetivo.


Unidad de menopausia

Clínica Ginecología Cecchini unidad de menopausia

La menopausia es un proceso natural en la vida de una mujer, al que no se le ha prestado la suficiente atención hasta los últimos años. Aunque es una etapa más en la vida de la mujer, en algunos casos los síntomas de la menopausia  condicionan la salud y modo de vida de muchas mujeres, con posible trastornos físicos y psicológicos en muchas ocasiones.

La menopausia es el fin de la etapa fértil, consecuencia del envejecimiento natural de los ovarios y del cese de su función reproductora y hormonal. En este proceso de pérdida de la fertilidad pueden producirse posibles desórdenes hormonales que afectan al funcionamiento del cuerpo.

Además de la menopausia natural, que acabamos de describir, puede darse también la menopausia artificial, causada por la extirpación de los ovarios, por un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, o bien por un funcionamiento anormal de los ovarios.

La menopausia se considera precoz si se produce antes de los 45 años, y tardía si es después de los 55 años.

EL CLIMATERIO

Se llama climaterio al periodo de transición paulatina del estado fértil al no reproductor. Se divide en tres fases:


  • Premenopausia: Etapa previa al cese de la menstruación. Aparecen alteraciones del ciclo y síntomas diversos. Menopausia: Cese definitivo de la menstruación.
  • Postmenopausia: Alteraciones posteriores a la menopausia como consecuencia del déficit hormonal.

Durante este periodo es importante llevar una vida muy sana, alimentación  con ingesta adecuada de calcio, ejercicio físico, caminar todos los días por lo menos una hora, tomar el aire y el sol aunque controtección cutánea.

Aun así muchas mujeres no son capaces de llevar una vida normal y en estos casos hay que valorar de forma individualizada el tratamiento hormonal.

En los últimos años, se ha resaltado el efecto positivo de los tratamientos con estrógenos sobre la capacidad cognitiva y la prevención de la demencia. Éste es un territorio aún por explorar y en el que se seguirá investigando. Sin embargo, el consenso médico también alerta de algunos riesgos:


  • No todas las mujeres pueden recibir tratamientos de TH.
  • La prescripción de la dosis debe ser la menor posible.
  • La duración del tratamiento debe ser limitada y nunca superior a 5 años (excluyendo los casos de menopausia precoz), ya que puede aumentar el riesgo relativo de padecer cáncer de mama.
  • El tratamiento hormonal tiene unos efectos beneficiosos que se manifiestan rápidamente como son :
    ​​
    • Evita las sofocaciones.
    • Alivia la sequedad de la piel y las mucosas.
    • Limita la pérdida de calcio de los huesos.

Unidad de oncología

Clínica Ginecología Cecchini unidad de oncología

La patología maligna del aparato genital cada vez se diagnostica en estados más precoces, de ahí su éxito en cuanto a la curación.

EL CÁNCER ES LA MULTIPLICACIÓN DESCONTROLADA DE UNA CÉLULA ANORMAL

Las células del organismo tienen la facultad de reproducirse por división. Esto permite el mantenimiento y función de los tejidos humanos. La división celular está controlada por el núcleo de la célula donde se encuentran los cromosomas. Cuando el núcleo, por diversas razones, deja de controlar tal división pueden producirse células anormales y/o que se dividan en exceso, en este caso se puede desarrollar un cáncer.

El tumor maligno puede afectar a un solo órgano o bien extenderse a órganos vecinos o llegar a otros distantes, a través de la circulación linfática o sanguínea dando lugar a metástasis. De ahí la vital importancia de diagnosticar precozmente el cáncer, antes de que se extienda más allá de su lugar de origen.

AGENTES EXTERNOS

A veces los cánceres surgen porque nuestro organismo, o una parte de él, está expuesto durante mucho tiempo a ciertas sustancias, llamadas carcinógenos, cuya repetida acción sobre un tejido particularmente predispuesto, puede inducir cambios celulares que determinen la aparición de un cáncer. 


Por tanto hay situaciones que pueden predisponer a un cáncer como son:
  • Los hábitos alimentarios (35%).
  • El tabaco (30%).
  • Determinados trabajos (4%).
  • Las radiaciones y el sol (3%).
  • Algunos tipos de virus (3%).
  • El alcohol (3%).

De estas cifras se desprende, según los expertos, que más del 80% de los cánceres serían evitables con cambios en nuestro estilo de vida y en el entorno.

AGENTES HEREDITARIOS


Pero no sólo es importante la acción de agentes externos en la estimulación del crecimiento celular. Hay organismos predispuestos por su dotación genética a desarrollar un cáncer. 

Una historia clínica detallada puede indicarnos los grupos de riesgo que pueden padecer un determinado tumor, en estos pacientes podemos realizar un estudio genético o bien realizar en ellos un seguimiento clínico intenso para diagnosticar el tumor en estadios muy precoces

En ginecología , las revisiones periódicas, el estudio citológico de las células de cuello de útero, la ecografía y la mamografía , nos permite en muchos casos el diagnóstico muy precoz y por tanto tratamientos muy eficaces o curativos.


Unidad de cirugía ginecológica y endoscopia


En los últimos años los avances tecnológicos han desarrollado las técnicas endoscópicas.

La histeroscopia es una técnica que consiste en la introducción por vía vaginal, y a través del cuello del útero, de una cámara de vídeo que permite no solo la visualización de la cavidad uterina y sus posibles alteraciones, como pólipos, miomas..., sino también la intervención y extirpación de los mismos.

Esto supone un gran avance porque es una cirugía con muy buena tolerancia y en muchos casos no precisa siquiera la hospitalización.

La laparoscopia consiste en la introducción de una cámara de vídeo en el abdomen. La entrada suele se a través del ombligo. Nos informa del estado del aparato genital interno que con la ayuda de un sofisticado instrumental la cirugía del problema que nos encontramos, como quistes o tumoraciones ováricas, miomas uterinos, o bien la extirpación del útero completo.

La cirugía endoscópica tiene la ventaja de una rápida recuperación y la de dejar unas cicatrices mínimas. 


CIRUGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA

La cirugía ginecológica está en continuo cambio .La incorporación de la endoscopia ha introducido una nueva dimensión  y ha representado un gran avance en cirugía en general y en particular en ginecología, que se beneficia  de dos vías de abordaje del aparato genital, la laparoscópica y la histeroscópica.

Cirugía laparoscópica

El desarrollo tecnológico aplicado a la medicina ha permitido la utilización cada vez más frecuente de técnicas de mínima invasión para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. La histerectomía laparoscópica se comenzó a utilizar a finales de la década de los '80, inicialmente sólo para el tratamiento de patologías ginecológicas benignas; sin embargo, con la experiencia ganada a través de los años surgieron nuevas indicaciones de abordajes laparoscópicos en ginecología y su uso se amplió para procedimientos de estadificación y tratamiento del cáncer de ovario, cérvix uterino y endometrio.

¿Qué es la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica o “mínimamente invasiva” es una técnica especializada para realizar cirugía. En la cirugía tradicional “abierta”, el cirujano usa una sola incisión para entrar al abdomen. La cirugía laparoscópica usa varias incisiones llamadas “puertos” de 0.5 a 1 cm. En cada puerto se inserta un instrumento tubular conocido como trocar. Durante el procedimiento, a través de los trocares se pasan instrumentos especializados y una cámara  o laparoscopio. Al iniciar el procedimiento, el abdomen se infla con gas (dióxido de carbono) para proporcionar al cirujano un espacio de trabajo y visibilidad. El laparoscopio transmite imágenes de la cavidad abdominal a los monitores del quirófano. Durante la operación, el cirujano observa las imágenes  del abdomen en el monitor permitiéndole realizar las mismas operaciones que la cirugía tradicional pero con incisiones más pequeñas. 

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía laparoscópica?

  • Disminución de los días de estancia intrahospitalaria posoperatoria.
  • Menor dolor posoperatorio y menor consumo de medicamentos analgésicos.
  • Pronta reintegración de las pacientes a sus actividades laborales.
  • Mejor resultado estético.

¿Qué tipo de operaciones puede realizarse con la cirugía laparoscópica? 

  • Patologías de los ovarios y las trompas: quistes, tumores, torsiones, infertilidad, endometriosis.
  • Patologías del útero: histerectomía y miomectomía por laparoscopia.
  • Otros problemas (prolapsos, adherencias).

¿Es segura la cirugía laparoscópica? 

La cirugía laparoscópica es tan segura como la cirugía tradicional abierta. Al iniciar una operación laparoscópica, se inserta el laparoscopio a través de una incisión pequeña y cercana al ombligo. Permitiéndole al  cirujano inspeccionar primero el abdomen para determinar si es seguro realizar una cirugía laparoscópica.

¿Cirugía laparoscópica o abierta?

Aunque la cirugía laparoscópica ha demostrado ventajas sobre la convencional,  no toda la cirugía ginecológica se puede realizar mediante endoscopia y aún pudiéndose realizar, en ocasiones puede no ser la elección más conveniente. Así pues, existen casos en los que el riesgo quirúrgico invalida la técnica en sí
En la elección de la vía quirúrgica deben  ser evaluados los pros y contras de manera particular con cada paciente. El interés de la paciente, la experiencia del cirujano en cada técnica y la patología a resolver son de suma importancia para decidir el tipo de vía quirúrgica a utilizar y la elección de la vía laparoscópica no excluye la posibilidad de realizar una cirugía abierta en el mismo acto quirúrgico.
 
CIRUGÍA HISTEROSCÓPICA 

La histeroscopia es una técnica endoscópica para la visualización directa de la cavidad uterina y el canal endocervical mediante la introducción de una óptica y un medio de distensión (CO2 o suero fisiológico)
Se puede realizar con fines diagnósticos y/o terapéuticos (histeroscopia quirúrgica)

¿Cuáles son sus indicaciones?

  • El diagnóstico y tratamiento de hemorragias uterinas.
  • El manejo de los pólipos y tumores de endometrio, miomas submucosos.
  • Infertilidad, malformaciones congénitas del útero.

¿Qué complicaciones puede tener con la histeroscopia quirúrgica?

  • Toda técnica quirúrgica puede tener sus complicaciones aunque estas son infrecuentes y no suelen ser graves en general.

UNIDAD DE ENDOSCOPIA

En la Unidad de Endoscopia disponemos de los siguientes servicios:

  • Colposcopia: consiste en la visualización del cuellos del útero como con un microscopio, se hace cuando hay sospecha de patología de cérvix (citología alterada, antecedentes de patología cervical...) y casi siempre se acompaña de la realización de una biopsia.
  • Histeroscopia: consiste en ver el útero por dentro como con una cámara de video muy fina que se introduce por la vagina y el cuello del útero. Sirve para el diagnóstico de alteraciones en la cavidad uterina y también en muchos casos  para la solución de los problemas que aparecen como la resección de pólipos, miomas, tabiques uterinos o de los sangrados, tratando el endometrio.
  • Laparoscopia, en este caso la cámara de video se introduce normalmente por el ombligo y sirve para ver el aparato genital por dentro.
  • En la laparoscopia quirúrgica operamos la patología de ovario y actualmente con los avances en el instrumental quirúrgico podemos realizar incluso  histerectomías.

El teléfono de contacto para que os incluya en los grupos correspondientes es el 646726288 para las mañanas y el 619827073 para las tardes.