Unidades médicas clínica ginecológica Cecchini Oviedo

Unidades médicas

Está viendo:

Unidad de Mama

Unidad de mama

La patología de mama es cada vez más frecuente y aparece en edades más precoces. La revisión ginecológica en nuestro centro siempre se acompaña de una exploración mamaria.


La mamografía y el ecograma de mama siguen siendo las técnicas de imagen más utilizadas; a veces hay que complementarlas con estudios más complejos (biopsias de mama BAG o citologías mediante PAAF de los nódulos o tumoraciones).

A veces la resonancia ayuda a una mejor valoración de la mama en ciertas situaciones clínicas.

Las pacientes que consultan por patología mamaria llegan a la consulta con gran ansiedad, ya sea por presentar alteraciones en una mamografía de control rutinario o por haber notado alguna sintomatología y desean saber nada más sentarse en la consulta si presentan un proceso maligno.

El cáncer de mama tiene proporciones epidémicas, ya que alrededor de un 10% de las mujeres que llegan a los 70 años padecen esta enfermedad.

Tienen gran influencia los antecedentes familiares por parte materna, sobre todo si es en un pariente de primer grado (madre, hermana o tía materna).

Es conveniente recomendar a toda mujer a partir de los 25 años que se practique un autoexamen de las mamas una vez al mes preferiblemente los días posteriores a la regla.

- El primer paso en la autoexploración será observar las mamas frente al espejo con los brazos primero tendidos a lo largo del cuerpo, después con las manos en la cintura y por último colocándolos detrás de la nuca.

Hay que prestar atención a cualquier asimetría mamaria, cambios en la piel o retracciones del pezón.

- El siguiente paso será la palpación. Acostada boca arriba se coloca la mano izquierda detrás de la nuca y con las yemas de los dedos de la mano derecha se palpará la superficie de la mama izquierda incluyendo axila y areola. Luego se aprieta suavemente el pezón observando si hay alguna secreción. Se realiza lo mismo en el otro lado.

La prueba diagnóstica indicada para el estudio de la mama es la mamografía. Se recomienda realizarla de forma habitual a partir de los 40 años con una periodicidad de uno o dos años dependiendo de cada caso.

Por debajo de los 40 años, se realiza principalmente ecografía mamaria. Se usa también como complemento a la mamografía en muchas ocasiones.

El diagnóstico precoz es fundamental e imprescindible en la curación del cáncer de mama por lo que cumplir los programas de cribaje e insistir en la autoexploración es básico para conseguir el objetivo.

Volver

Clínica Ginecológica Cecchini